viernes, 5 de junio de 2009

una receta favorita: Pollo a la miel


anoche preparé esta receta que tengo en un libro de cocina asiática, capítulo China, con el título original se llama ahí mut jup mun gai yik (alitas estofadas en miel y salsa de soja). A pesar que esto de mezclar dulce y salado despierta reservas, puedo asegurar que es de lejos la receta preferida de mis hijos y su primera opción cuando incautamente pregunto: "qué quieren cenar?". Se puede preparar con alitas solamente o con un pollo trozado en bocados, o como yo ayer, con pata-muslos, trozados ídem. Aquí comparto el procedimiento, tal vez alguien se anime durante el fin de semana?
Lo que lleva: Para 4 personas (que aun desconfían, después tal vez haya que aumentar las cantidades) 1 kilo de alitas de pollo, 80 ml salsa de soja, 2 cucharadas soperas de miel, 40 ml de vino blanco, un diente de ajo no demasiado pequeño, media cucharada de té de gengibre fresco rallado (este último ingrediente nunca lo pongo, primero porque no se conseguía el gengibre fresco y después porque mi familia sostiene que tiene sabor a jabón).
Procedimiento: cada alita se corta por las articulaciones en tres partes y se descartan las puntas (mis gatos contentos). Calentar 2 cucharadas de aceite en un wok o sarten grande (cuidado de no pasarse con el aceite porque las alitas sueltan grasa también) y saltear las presas con fuego fuerte hasta que comiencen a dorarse, reservarlas en un recipiente. Licuar juntos salsa de soja, miel, vino y diente de ajo y agregar al wok o la sartén, raspando el fondo con una cuchara de madera, volver a colocar las alitas adentro y darlas vueltas en el liquido. Después tapar y dejar estofar con fuego suave unos 30 minutos. El liquido se reduce y se transforma de a poquito en una especie de acaramelado, por esto sobre la marcha darlas vuelta a veces y al final cuidar que no se quemen.
Se sirve con arroz blanco que para las recetas chinas lo cocino SIN sal (prueben que bien combina así con los sabores!) y con ensalada de escarola ancha y rabanito (anoche no había...). Buen provecho!

3 comentarios:

  1. Qué rico! Justo que tengo un kilo de miel todo para mí :) Gracias por postearla!
    ¿Pasará algo si no le pongo salsa de soja? Nunca la compré porque sospecho que no me va a gustar :( Igual voy a probar de hacer la salsa sin ese ingrediente y después te cuento.

    Buen finde!

    ResponderEliminar
  2. Genial Claudia!!!Me encantó la receta...nos encanta la comida oriental ;)

    ResponderEliminar
  3. Celes, después me contas como resulto SIN salsa de soja, muy bien no me lo puedo imaginar, también por el color... y en cuanto a su sabor, sobre todo es saladita... :)

    ResponderEliminar